Orange, un ejemplo de marketing social

10 Mayo, 2011

Marketing social es un binomio que hoy en día debe desarrollar toda empresa que se precie. Son acciones sociales y humanitarias que hacen que una empresa sea vinculada a una serie de valores. Así, podemos saber que tiene preocupación por ellos y que no realiza únicamente acciones comerciales puras y duras. Aunque el fin último puede ser captar más clientes, doctorSIM siempre ha creído que hace más aquel que se mueve por mejorar las cosas que aquel otro que se queja pero no hace nada. Os contamos el ejemplo de Orange y alguna de sus acciones de marketing social.

Hacer una campaña marketing social supone un esfuerzo organizado que pretende convencer a otros de que acepten, modifiquen o abandonen, determinadas ideas, actitudes, practicas y conductas. Orange ha puesto en práctica diversas acciones con este objetivo. Un claro ejemplo es el proyecto “Estrena y Recicla”, con el que ha recogido más de 60.000 dispositivos en el primer trimestre de 2011. La operadora promueve la retirada de móviles viejos y su reciclaje ofreciendo a los clientes descuentos en la compra de nuevos móviles.

De hecho, estos descuentos van desde los 4,7€ en el caso de un móvil de la Edad de Piedra a los 255€ para un móvil de última generación. Orange ha superado desde el año pasado los 165.000 terminales obsoletos recogidos para su reciclado y retirados para su tratamiento y reutilización.

El uso del móvil en la infancia

Otro claro ejemplo de marketing social de Orange es la Guía de ayuda para familias sobre el uso y las prestaciones de los móviles, Internet y televisión. Se trata de una completa guía digital de casi 100 páginas que tiene como fin orientar acerca del uso que se debe dar a las nuevas tecnologías por parte de los niños. No sólo de forma segura sino también positiva en cuanto a poder disfrutar al máximo. Por ejemplo, la utilidad de los chats y el riesgo que tienen para los menores son asuntos que preocupan mucho a los padres. Orange pone a disposición de los progenitores salas de chat claramente diferenciadas por temáticas, bloqueo de palabras concretas, requisitos de acceso a determinadas salas o moderadores que vigilan el correcto uso de las mismas. No se trata de prohibir, sino de promover el buen y correcto uso.

Además, la guía facilita direcciones y fuentes de información adicionales de organismos públicos y privados que promueven la seguridad de la infancia.

Se trata, por tanto de una acción que en principio no reporta beneficios a Orange pero que hace que el usuario vea que la operadora se preocupa porque sus clientes no tengan problemas con sus hijos y tengan en la compañía un colaborador de primer orden.

Más información: Orange y Guía de ayuda para familias.


Enviar Comentario