Cómo proteger tu smartphone del calor

20 Julio, 2015

En verano hace calor, eso es algo básico e irremediable que aunque nunca se nos olvida, los telediarios nos recuerdan día tras día.

Una nueva ola de calor acecha la zona, las piscinas están a rebosar, en la playa no cabe un alfiler… Y los smartphones se sobrecalientan. Son cosas inherentes al periodo estival con las que hay que vivir.

Ya sabemos que las personas tenemos que beber mucha agua para afrontar las altas temperaturas, protegernos del sol con sombreros, usar ropa holgada… Pero, ¿y los smartphones? ¿Por qué no se habla de cómo proteger al dispositivo más usado de la historia del calor?

Aquí van cinco consejos imprescindibles para cuidar de nuestro móvil frente al calor veraniego.

– ¡A ventilar! Guardar el móvil en el capazo, en la mochila o en la guantera del coche no es buena idea. Al igual que las personas sentimos el frescor del aire cuando hay corriente, siempre será preferible para el teléfono estar en un espacio abierto, siempre y cuando no le de el sol directamente.

– Mejor sin funda. Al igual que no te pones chaqueta en agosto, a tu móvil tampoco le sientan excesivamente bien las fundas y protectores que pueden dificultar su correcta refrigeración. Hay que tener especial cuidado con los protectores no oficiales, que pueden obstruir conductos de ventilación naturales.

– Menos usar el Youtube y el GPS. En general, es recomendable evitar aquellas aplicaciones que más recursos consumen y que, por tanto, más sobrecalientan el teléfono. ¡Y más si estamos al sol!

– Usar aplicaciones para mejorar el rendimiento. Borrar la memoria caché y cerrar las aplicaciones en segundo plano nos ayudará a optimizar el rendimiento del teléfono, y a evitar que se caliente en exceso.

– Cuidado con las cargas. La batería es una de las partes del móvil que más se calienta, y es necesario prestarle la suficiente atención para evitar que al calentarse, perjudique además al resto de componentes electrónicos del teléfono. La recomendación, es cargarlo poco a poco si vemos que se calienta mucho, controlando especialmente las cargas con baterías externas en la playa o la piscina.

 

Vía: El Confidencial


Enviar Comentario