Cómo llamar y enviar SMS gratis o casi gratis desde el móvil

23 octubre, 2012

Parece mentira pero llamar y enviar SMS casi gratis es posible.

Día a día crecen las aplicaciones que permiten hacerlo y, aunque el desarrollo de muchas sigue en marcha y otras requieren que el receptor disponga de la misma aplicación, son siempre bien recibidas.

Además, la telefonía a través de Internet, voIP, hace que tan solo sea necesaria una conexión a Internet.

Netelip

Servicio español que te da llamadas a través de voIP para llamar a todo el mundo. Además, tienen aplicación Android gratuita.

Podrás hacer llamadas a través de Internet 3Go WiFi con precios muy competitivos y recibirlas en el número fijo que te crean sin coste.

Para disfrutarlo, regístrate en www.netelip.com

Beeztel

Usa WiFi o 3G para llamar desde tu ordenador. Llamadas a muy buen precio y descuentos por invitar a amigos, regalo de saldo inicial y por recargas. Tecnología desarrollada en Alicante.

Yuilop

Llamadas y SMS gratis sin necesidad de que la otra parte tenga la aplicación instalada o tenga Internet. Incluye publicidad.

Pinger

Rompedor en iOS y Android, sobre todo en Estados Unidos, Pinger permite realizar llamadas a todo el mundo y enviar SMS gratis.

No es necesario que el receptor lo tenga, pero si lo tuviese las llamadas y SMS podrían ser ilimitados.

Skype

Es el más famoso. Fantásticos precios para llamar desde el ordenador.

Gtalk

Google nos invita a su popular cliente, sobre todo por la mensajería instantánea. Transmite voz, aunque no a números fijos.

Viber

Llama a quien quieras gratis.

Vbuzzer

Facilita llamadas telefónicas de PC a teléfono, de móvil a teléfono y de teléfono a teléfono y la mensajería y servicios de fax.

JaJah

Para que aprecies el valor que tiene, JaJah fue adquirida por Telefónica en 2009 por nada menos que 145 millones de euros.

iCall

Permite hacer llamadas ilimitadas pero sólo de 5 minutos.

Truphone

Software de VoIP que facilita las llamadas VoIP gratuitas.

Fring

Llamadas gratuitas, chat o videoconferencia.

Vía: El Confidencial