Los consumos mínimos en verano

10 julio, 2008

Que las empresas proporcionen a determinados empleados y directivos un número de móvil y un terminal de la compañía es hoy en día práctica común. Y por norma general, por nuestra propia experiencia en las empresas con las que trabajamos, la inmensa mayoría de esas líneas están ligadas a la operadora con un contrato de consumo mínimo. Ello les reporta otra serie de beneficios, como descuentos en las llamadas entre números de la empresa o renovación gratuita de terminales.

Pero también nos hemos encontrado con una inesperada “curiosidad” (vamos a llamarla así) que tiene especial importancia en estos meses estivales. Y es que los empleados también se van de vacaciones… y en la playa y en el campo no llaman con el móvil de la empresa, y por tanto el consumo en esos días o semanas es nulo, o muy escaso.

Eso sí, como habrás imaginado sin mucha dificultad las operadoras siguen cobrando a las empresas el consumo mínimo por esos números. Obviamente lo mismo les ocurre a los particulares y autónomos, pero en su caso siguen haciendo uso de su línea, como cualquier otro mes del año.


Enviar Comentario