El Gobierno aprueba la Ley General de Telecomunicaciones

17 septiembre, 2013

La Ley ha muerto. Viva la Ley.

La nueva Ley General de Telecomunicaciones ha sido aprobada y trae consigo cambios sustanciales en la regulación de los operadores.

Su objetivo es adaptarse a los nuevos tiempos y la era digital, con la vista puesta en la consecución de una inversión de 25.000 millones de euros.

A la vez, reduce el número de sanciones, pero incrementa su cuantía máxima hasta los 20 millones de euros.

Las medidas que adopta la legislación tratan de eliminar trámites y barreras y fomentar la competencia y protección de los clientes.

Las modificaciones más relevantes son:

  • Mayor facilidad y más cobertura en el despliegue de redes de nueva generación.
  • Más y mejor oferta de servicios innovadores, con mayor calidad y mejores precios.
  • Mejora de la competencia.
  • Reducción de trámites administrativos.

Y la nueva ley se sustenta sobre:

  • Análisis periódicos de los mercados para imponer obligaciones y condiciones competitivas adecuadas al momento.
  • Desarrollo y mejora de los derechos de los usuarios, que protejan sus datos personales y su privacidad.
  • Simplificación de los trámites para explotar las redes y servicios, así como para acceder al uso del espectro.
  • Supresión de licencias urbanísticas y medioambientales para desplegar redes privadas. Ahora serán “declaraciones responsables”.
  • Creación de una Comisión Interministerial de radiofrecuencias y salud.
  • Refuerzo del poder sancionador de la Secretaría de Estado de Telecomunicaciones y la Sociedad de la Información.
  • Coordinación del Estado y las Comunidades Autónomas para facilitar el despliegue de redes.
  • Limitación de emisiones y exposiciones a campos electromagnéticos.

Más información: Ministerio de Industria


Enviar Comentario