Promociones móvil,

10 enero, 2011

Coches, motos, barcos, invitaciones, packs, preestrenos… todo es ponerse y en poco tiempo podemos disponer de un imperio… o estar arruinados. Y es que muchas veces nos llegan mensajes que parecen ser de nuestra operadora sin serlo, que invitan a dar una respuesta sencilla y que lo que realmente esconden es un servicio de suscripción de alto precio. Incluso empieza a ser habitual que sea nuestra propia compañía la que nos los envía, invitándonos a participar en concursos que requieren un gasto elevador por cada mensaje. Y si además se nos ocurre mandar un mensajes “para ver qué pasa”, vamos listos. A partir de ahí nos llegan muchos otros porque saben que podemos volver a caer…

Ya decíamos en el caso de la promoción “Tus deseos” de Movistar que este tipo de concursos podían llegar a contentar sólo a unos pocos para ver perjudicados a muchos más, aún con las bases a la vista. El consuelo del perdedor, dice una asiduada lectora de nuestro blog, es inexistente. Aunque puede que sea una forma de hacer que de vez en cuanto un cliente mande un mensaje para ver si toca no hace más que lograr que quizás su enfado sea mayor al ver la factura, solapando el mínimo interés que despertó en su día la posibilidad de ser premiado.

Animamos a los clientes en cualquier caso a ser precavidos, a leer las condiciones generales y saber cuánto nos cuestan los mensajes que enviamos. A veces las quejas vienen aún teniendo a nuestra disposición la información previa. Animamos aún más a los operadoras a usar menos letra pequeña, a dejar más claro el funcionamiento de los procesos y a no poner por delante el cobro por el mensaje del premio del cliente. Pronosticamos que a la empresa le beneficiará económicamente más tener a mil clientes satisfechos aún sin estar premiados que a uno premiado y mil descontentos.

Una Respuesta para “Promociones móvil,”



    -->

Enviar Comentario