diarioD1Paciente:

6 febrero, 2009

Ayer a mediodía estaba comiendo y viendo el telediario cuando salió (creo que en unas cuantas cadenas) el portavoz de Facua —rostro que cada vez es más familiar— hablaba sobre su último estudio y mega encuesta entre los consumidores sobre las operadoras de telefonía móvil. Las conclusiones no pueden ser más demoledoras y confirman (una vez más) lo que llevamos viendo en doctorSIM hace meses: ciertas operadoras hacen lo que quieren con sus clientes.

El punto más importante de esta encuesta entre casi 2.500 personas es este: cuatro de cada diez usuarios denuncian que su compañía les ha cobrado por servicios que no han utilizado. Nosotros vamos más allá y elevamos esa cifra, ya que son muchos, repetimos, muchos, los usuarios a los que se les factura de más sin que se den cuenta.

Uno de los servicios más destacados que desde doctorSIM prestamos a las empresas es el de Auditoría. Consiste en comprobar mensualmente que la operadora cobra única y exclusivamente por los servicios utilizados y contratados, aplicándose exactamente las condiciones pactadas. El resultado es sorprendente: hay un elevadísimo número de empresas “a las que se la cuelan”.

De acuerdo con un informe reciente que doctorSIM ha elaborado, las empresas españolas pagan un 15% de más por errores en la facturación… errores que afectan, nada más y nada menos que a 8 de cada 10 empresas. Y quizá lo más graves es que sólo un 2% de esas empresas detectan el error e interponen la pertinente reclamación. Vamos, un agujero negro donde va a parar el dinero de las empresas y donde sólo hay unas beneficiadas: las operadoras.

Ya no basta acertar con la tarifa, no basta con controlar el consumo, no basta con vigilar el gasto… también hay que cerciorarse, cada mes, que la operadora de turno no te la está colando. Y es nuestro dinero el que se va por estas “irregularidades”. Por no llamarlas de otro modo.

Ni somos catastrofistas ni ventajistas ni pesimistas. La situación va a peor y somos ya muchos los que lo venimos diciendo hace bastante. Ciertas operadoras hacen lo que quieren con sus clientes. Y las sanciones, cuando llegan, son de risa, ridículas. Y no estamos hablando de un servicio de poco uso. Hablamos de empresas que prestan un servicio que afecta al 110% de la población: desde un chico de 14 años a mi padre de 80. Y nadie pone remedio.


Enviar Comentario